martes, 17 de enero de 2017

PARCO Y UBÉRRIMO / Poesía de José Ignacio Restrepo



TORQUE


De fustigar los tiempos no se trata
ni de hacerse de uno mismo antagonista,
que ya sabemos del filo que se aguanta
con morir de a momentos cada día.
estoico lo efímero, se queda
a dormitar sin sueño entre los ojos
mientras gana sin sed el agua eterna
que mana refrescante y sin pedirla
para darle motivo al duelo injusto...

Arremete lo de otro en favor nuestro
y desangradamente nos unimos,
luego al salir el sol nace un motivo
para sin más que aliento respirar
y separar de lo nuestro, de lo tuyo,
lo propio aunque sea un tanto evanescente,
allí con cara noble y algo urgente
comemos un pastel de carne y huevo,
aunque tengamos viandas en la casa
y una mirada pobre y una boca,
que se posa ávidamente en lo que hacemos...

Vaya que sufre golpe de escultura
sin ganar en la figura ni en la forma,
este mundo de sabios sin un tema
y opinadores atados por cadena,
no temas entonces disolver 
esta asamblea de solos y clientes,
ni organizar de nuevo el plebiscito
como búsqueda de ir y de llegar...
y gana metros cerrando la ventana
y escondiendo después bajo la cama
tu ansia de dolerte y descuadrarte
como si fuera el hoy de tu misión
y el grito que te llega de otra parte...
Objeto de esta letra sanación
que ojala se refunda a tu pellejo,
y te de don fecundo, algún jardín,
un pedazo de cielo en tu sinfín
y un poco de sincera egolatría
que te espere diariamente
entre el espejo...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada