jueves, 15 de septiembre de 2016

ENTRE PAUSA Y PAUSA.../ Poesía de José Ignacio Restrepo


NI SIQUIERA



Sopla bien de una vez,
que no sea un amago
o un impulso febril
por al fin dejar ir
aquello que de lastre te ha servido
y hoy solo es polvo fino...
El nombre que en tu voz a una mujer
dice hola y adiós,
nunca dejes inane y repetido
en eso que llamamos paladar,
techo en gran capital
de todo lo que tienes y te alienta,
no moderes la fuerza que te lleva
a enredarte noche a noche
y sin pensar
en su negra y luenga cabellera,
ese amado lugar...
No ponderes tus gracias
ni restes importancia a esos altares
que habéis construido en compañía
cada noche de un día...
No es polvo
esa sagrada sacristía.
ni está vacío el lecho que os funde...
Más bien tiene de cada cosa hecha
una lumbre lozana, singular,
y ella ha de cuidar
las majestades propias del querer
empezando,
perdona,
te repito,
lo que anida en la piel...
que sí, tarde se gasta y ya no alienta
pero deben llegar juntos allá,
y no verán arruga ni cansancio
en éso que más luego y sin sentir
en polvo de seguro volverá
todo lo que tuvieron,
riquezas por belleza,
fuerza y lujo...

todo polvo será
ni siquiera un aliento
o un mendrugo...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright ©

2 comentarios:

  1. QUE DÍA DE GRANDES INSPIRACIONES ..HERMOSO!!!!
    JOSÉ IGNACIO RESTREPO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ....voy del amor atado hasta que dure, un abrazo Susana!!

      Eliminar