lunes, 23 de abril de 2012

LEJOS Y FUERTE… / Poesía de José Ignacio Restrepo

PASÓ CORRIENDO,
LA VI POR COINCIDENCIA…

bajo la lluvia

Si,
la nombraba ayer al recordarla…
Era solo un milagro derrotado
que volvía desde el envés de la memoria,
para mortificar mi azul presente
con grietas rojas donde viven gritos
grises cartas pidiéndome clemencia
y  duelos de inmensas proporciones,
cubiertos por ramajes desolados,
que me he guardado de visitar
incluso en sueños,
porque el dolor viaja raudo en calendarios,
si estos ya se amontonan sobre el suelo,
desde la angustia  aguardan a que el fuego
de la gran chimenea los consuma
dando gloria a la efímera distancia,
que se convoca hoy
tal vez mañana…

Puedes probar
que estás vivo y que la muerte
es solo un rasgo negro que dejaste
por amor sobre un quieto corazón
que en ti posó los ojos sin decirte
y se marchó después cuando dijiste
no te amé,
fue solo un buen momento…

Por el frente pasó, la vi despacio,
recordé bien sus besos, sus abrazos,
cuan dúctil era fue su paso por mi cama,
la nostalgia que dejó ya fue olvidada,
pero no su rumor,
en mi mente aun canta
su rumor…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. decía Schopenhauer que la cantidad de rumores inútiles que un hombre puede tolerar, es inversamente proporcional a su inteligencia... luego hay otro rumores... como este, de los que nada dijo... hago igual, y callo, seguro que es más prudente tan sólo vivirlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solemos ver el rastro de nuestros pasos, cualquier día o noche, pasar la calle o recorrer la acera, sin que pueda vernos...Todo dolor ya sano, intenta nuevamente abrirse, pero no lo hace, resiste...Quedó dicho, gracias por dejar el rastro de tu paso, querida Carmen...

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...