martes, 9 de julio de 2013

VOCES QUE LATEN, DENTRO MÍO / Poesía de José Ignacio Restrepo


ODA DEL CISNE 
SIN MEMORIA


Silvestre, 
el mudo cisne renacido 
conversa entre recuerdos con la luna, 
no puede ver en dónde está su lago, 
ni escucha la música del tordo, 
que a la tarde sencillo le cantaba, 
sus penas por el cielo tan vacío...
Noble ave, 
de belleza intacta, 
a la vera de innombradas ilusiones, 
espera que sea todo o nada, 
con el hábito intacto de creer, 
más alla de presentes dimensiones,
y mira los paisajes nuevos,
los seres que a su lado
pueblan este sitio,
que todo apenas hoy bien reconoce
tras caer de un vuelo siniestrado,
del cual olvidó el norte
y por el golpe,
noticia de su nombre y su pasado,
bienes que si tenemos olvidamos
 lo caros, lo valiosos que nos son,
cuando faltan realmente
falta todo,
sin nombre un cisne es cuál polizón
de cielos ya plomizos, ya prestados,
su vuelo será corto y azaroso,
querrá tener noticia del ayer
mirando a todas partes
con sus dudas,
y en toda parte el cisne va a tener
recuerdos tan quebrados
como él...
Pero este azul nos salva,
llegan junto a su vera nuevos tordos,
se acercan ruiseñores, petirrojos,
aparecen murciélagos y cuervos,
para que su ser bello experimente
una bienvenida más decente,
y la luna que envía sus destellos,
de plata y de rubí,
tan recién hechos...
Sin nombre un bello cisne
dónde sea,
será un ave vital y vigorosa,
elemental y hermosa, sin su lago,
chapoteando cuando haya un aguacero
en el más hondo charco que se encuentre,
hasta que torne viva la memoria
de dónde es su lugar,
dónde quedó alguien esperando,
a que regrese sin más
solo volando...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

4 comentarios:

  1. Muy hermosas tus letras, llenas de colorido y optimismo, muy hermoso, un deleite leerte. Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Loly, por regresar a este intento de remanso...

      Eliminar