jueves, 5 de febrero de 2015

UN POCO DE SUERO PARA LA SED DE RECUERDOS / Poesía de José Ignacio Restrepo


SOLO LA VI, DE LEJOS
 
 
Apresadas del pelo, 
las hijas de la memoria no pueden herirme 
ni tampoco marcharse a su fuero, 
como si yo premiara descontentos 
con permisos inocentes de olvido 
o con platos mal servidos ante poca hambre, 
en la mesa alargada y constante 
del señor carnicero. 
 
Bregando a huir, 
dejan casi por completo sus cabezas calvas, 
y se ponen de hinojos 
rogando para que las deje volver 
a su renglón de cosas pasadas, 
a su baúl de siniestros doblegados 
que guarda la exactitud de lo ocurrido, 
la justa fidelidad de lo que ya está hecho 
y no tiene retorno en el tiempo...
 
Las suelto, 
son como gases malignos 
de una cosa ocurrida, 
recién ahora le puse algo de oro 
a las letrillas rescatadas de su nombre...
Ada, Ada...
como si fuera un tango, 
que lo fue...
una pieza a bajo y bandoneón 
 que justo ahora dejo de nuevo dormida, 
en el olvido...
 
JOSÉ IGNACIO RESTREPO 
Copyright ©
 

2 comentarios:

  1. Si, como en un tango tristón pero que se termina. Hermoso poeta

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar