viernes, 27 de julio de 2012

FALTABA POR DECIR... / Poesía de José Ignacio Restrepo

LO QUE NO SIRVE


A la tullida sombra que me sigue,
a mi fatuo futuro de pianista,
al farol de la calle que me alumbra
sin que yo necesite o se lo pida,
al constelado entuerto de los siglos
que eligió dios y diablo para darme,
a la rata que hace de mis libros
su comida letrada...

A la música chueca y derivada
de proverbios sutiles e insensatos,
al pereque de tórtolas  y ardillas
por quedarse con cientos de bellotas,
para nutrir escaso territorio
del adentro de un árbol
y el lado bien cagado
de un arroyo...

A la tibia del rojo Segismundo
que en bazares de logias recobré,
en harinas de calcio ahora finge
que tiene osteoporosis intangible,
y se acuesta de noche musitando
sus himnos pasionarios,
sin un fin o un principio
que los guíe...

A la diadema cruel que me distingue
por tener mis emblemas coronarios,
mesurando mi pluma inmarcesible
de donde brotan micos, soles, saurios,
acaso he matado querubines
para que no me vuelen por los aires,
que en mi estudio soy el rey de letras,
y reniego de sombras,
benditas o siniestras...

Les pongo corbatín a mis entierros,
los cadáveres visto por supuesto
para que viajen bien cómodamente,
hacia la meta propia o elegida, 
sin casi fe me suplo para darme
y cosecho de todo el mismo instante,
por lo cual nada exijo, solamente,
que no me digan qué debo mirar,
ni tampoco aquello que me toca,
yo tomo lo que el hambre
me provoca,
y alcanzo a la razón,
aunque de lejos ella
me maldiga...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Que de libres y esclavos me recuerdo, están hechos mis feudos, y otros lares afectos que visito de solo corazón y de recuerdos... Gracias por brindar conmigo y mis sorbos, querida Egea... Un beso!!!

      Eliminar